Perfil de la Universidad

La Universidad Dominicana O&M es un centro de estudios superiores fundado el 12 de enero de 1966 por un selecto grupo de profesores encabezado por el doctor José Rafael Abinader.

Es totalmente privada. Se financia con recursos propios y cuenta con el auspicio de la Fundación Universitaria O&M, Inc. No recibe subvenciones ni donaciones del Estado. La O&M, como le llaman sus estudiantes, profesores y egresados, cumple 50 años de vida institucional.

Cuatro etapas pueden distinguirse en este crucial periodo de vida republicana, determinadas por acontecimientos y hechos de orden geopolítico nacional e internacional, de orden económico, científico, generacional y cultural.

1966-1979: La historia de la O&M iniciaba en el difícil período pos revolucionario. La República Dominicana, dividida por fuerzas antagónicas en el aspecto político, trataba de encontrar su camino democrático.

El deseo de superación académica compartía el tiempo de muchos jóvenes con aspiraciones ideológicas en el incipiente desarrollo político de nuestra joven democracia.

Es en este período que la O&M inicia con una matrícula de 18 estudiantes. Se inicia la formación en los primeros programas de gerencia administrativa. El desarrollo de pequeñas empresas requería la formación de gerentes. Un destacado cuerpo de profesores nacionales y extranjeros encabezados por el fundador de la Universidad, Dr. José Rafael Abinader, impartían los primeros cursos de entrenamiento en servicio en diferentes ciudades del país. Se iniciaron los innovadores programas técnicos superiores en contabilidad y administración, mercadotecnia y ventas. La seriedad y calidad de sus programas provocaron un rápido crecimiento.

A partir del año 1969 la O&M inicia los primeros cursos técnicos de procesamiento electrónico de datos, lo que hoy conocemos como informática. Consistían en los cursos de lenguaje de programación Fortran, Assembler, RPG y Cobol. Inmensos equipos de tarjetas perforadas ocupaban algunos de los salones de la Universidad durante la primera mitad de los años 70 y luego fueron dando paso a los equipos de digitación. Estos eran equipos de gran volumen en los que se entrenaba a los estudiantes a digitar datos en discos de casi 50 centímetros de diámetro.

Durante este período se construyeron por etapas los edificios dos y tres. No transcurrió en ese entonces, ni ha transcurrido hasta nuestros días, un solo año en que la Universidad no mantuviese un permanente programa de mejora e inversión en forma de nuevos espacios y terrenos, nuevos equipos, nuevos programas para ampliar y mejorar su oferta académica.

Distinguimos una segunda etapa entre los años 1979 y 1991. Un cambio político abría nuevas perspectivas a la República. Se fortalecía nuestro régimen de libertades democráticas al terminar el llamado periodo de los 12 años.

En el orden tecnológico, para 1980 se iniciaba la revolución de las PC o computadoras personales. Ya en ese año, la O&M adquiría las primeras computadoras Radio Shack modelo I con lo que entonces era una extraordinaria capacidad de memoria de 32 k. Luego las modelos II, IV, XT AT en una renovación de equipos que no termina sino que nos mantiene hasta hoy al ritmo de la famosa ley de Moore, que indica que la velocidad de procesamiento de los computadores se duplicaría cada 18 meses. Inicia la carrera de sistemas y computación en el 1982. Hoy el 54% de los profesionales de computación del país son egresados de la O&M.

Se debilita la relevancia del modelo de sustitución de importaciones y de las tradicionales industrias exportadoras para dar paso a la incipiente industria turística y los parques de zona franca. Es en este periodo 1979 -1991 que inician su despegue y consolidación como sectores de importancia que luego se convertirían en fundamentales para nuestro desempeño económico.

Ya la Universidad ofrecía los cursos de formación turística desde el año 1979. Inicia formalmente la carrera a partir del año 1983. Se abren las extensiones de la universidad en Puerto Plata en 1984, La Romana y San José de Ocoa en 1985.

En este periodo construye la universidad su nuevo edificio en Santiago, en el centro de la ciudad. Se adquieren los terrenos por compra al Estado Dominicano para construir lo que hoy es el edificio I.

En 1984 se produce una gran devaluación de la moneda. Es en este año, luego de 18 años de fundada, que la O&M realiza por primera vez un aumento general del costo de la matriculación. Durante toda la década del 70 y parte de los 80 las mensualidades eran de 30 pesos. Equivalía a la mitad del salario mínimo que era de 60 pesos. Luego el salario mínimo paso a ser 125 pesos y las mensualidades de la Universidad 40 pesos. Es decir, un 32 por ciento de dicho salario. Hoy el pago promedio del costo mensual de la matrícula universitaria equivale a un 15% del salario mínimo.

Las devaluaciones monetarias afectan todas las actividades económicas, las universidades son las instituciones educativas que más se afectan, ya que la posibilidad de ajustar sus tarifas es muy limitada pudiendo hacerlo solo de forma muy gradual.

El esfuerzo para mantener las tarifas y costos asequibles para sus estudiantes ha sido y es una de las principales preocupaciones de la Universidad. Esta manifiesta en su declaración de misión "llevar la excelencia académica a todas las clase sociales... ser asequible a los jóvenes que acuden a sus aulas."

En la Universidad Dominicana O&M un año académico cuesta el equivalente a 385 dólares. El costo anual promedio de una universidad pública en Estados Unidos es 4,900 dólares. El costo anual promedio de una universidad privada es de 18,000 dólares En Chile la universidad privada más económica cuesta 4000 dólares al año. En Kenia, país del este africano con un ingreso per cápita equivalente a una cuarta parte del nuestro, la universidad privada más económica cuesta 1300 dólares al año. Podríamos seguir enumerando y la conclusión seria la misma. El costo para los estudiantes que cursan estudios universitarios en las universidades privadas y la pública en la República Dominicana es de los menores, no solo de América sino del mundo.

A partir del 1991 marcamos la tercera etapa de estos últimos 50 años. Una severa crisis económica motivada por una expansión de los medios monetarios para sostener un ambicioso programa de obras públicas, provocaría otra devaluación y consiguiente ajuste económico en los años 1990 y 1991. A partir del 1992 se inicia una expansión en la economía mundial motorizada por un extenso y robusto crecimiento de la economía estadounidense.

En nuestro país se fortalece el desarrollo de los sectores turismo, zonas francas, telecomunicaciones, y el comercio. La economía dominicana crece en medio de un prolongado periodo de estabilidad cambiaria.

La Universidad Dominicana O&M continúa su permanente plan de mejoramiento e inversión. Se renuevan todos sus planes curriculares. Nuevos programas de grado y postgrado amplían la oferta curricular universitaria. Se continúa con la automatización de procesos y se inicia y pone en marcha el proyecto de plataforma tecnológica para el aprendizaje. Se fortalece la tradición artística y deportiva de nuestros grupos que ya habían descollado desde la década del 70.

La universidad diseña y desarrolla el primer sistema automatizado para lectura de calificaciones en 1991; el primer sistema universitario de respuesta audible, conocido como O&M en línea en 1994, y los primeros kioscos de información en 1995.

Se diseña y construye el prototipo del primer vehículo eléctrico solar en 1991. El segundo en 1996. Se construyen los edificios V, VI, VII, y IX. Se edifican nuevos campus en Moca y Puerto Plata y se duplica el tamaño del campus de Santiago.

La crisis monetaria y cambiaria que inicia en el 2002 da paso al actual y 4to período de este relato de historia institucional comparativa.

Nuestro país se encamina a la superación de la crisis que retraso su crecimiento abocándose con optimismo a los importantes desafíos que traza la implementación de los tratados de libre comercio con Centroamérica y Estados Unidos.

La O&M renueva su historia y su mística de acción y desarrollo para este nuevo período de vida institucional con unos 120 proyectos de diferentes tipos, enmarcados en un plan estratégico con seis ejes o directrices estratégicas fundamentales. Se destacan algunos de los proyectos de infraestructura que están en su etapa final: La ampliación de las edificaciones del recinto de Puerto Plata, la terminación de las instalaciones del nuevo campus del recinto Santiago, el nuevo recinto Santo Domingo Este, el nuevo campus del recinto de la Romana, ésta última terminará en la primera mitad del próximo año; de igual forma la continuación de los trabajos de construcción para albergar las modernas instalaciones del Economato, Cafetería, Enfermería y otras áreas de servicios.

Con más de 45,000 estudiantes, la O&M es parte fundamental de la educación universitaria de la República Dominicana, siendo el alma mater de más de 45,000 egresados en las diferentes ramas del saber. La acogida favorable que ha tenido la O & M es el reflejo de su calidad en la enseñanza y de la seriedad y responsabilidad que ha mostrado en el transcurso de su existencia.

Su filosofía institucional está contenida en su Visión, Misión, Valores y Objetivos.


SUBIR