Bienvenida del Rector

Como es del conocimiento de la comunidad omeyana, en el año 2016 conmemoramos el 50 aniversario de nuestra Universidad. A los fines de tan importante celebración, el Consejo Docente resolvió declarar como periodo conmemorativo el comprendido entre el pasado 1 de Diciembre del 2015 hasta el 1 de Diciembre del 2016.

En consecuencia dejamos abierto el periodo conmemorativo el mismo 1 de Diciembre del 2015 con un acto sencillo pero de trascendente significación: se inauguró una pequeña sala que hemos denominado Sala de Memorables en el Edificio I de nuestra Sede Central, donde en principio honramos las memorias de 5 importantes miembros de nuestra institución que durante muchos años de sus fructíferas vidas se dedicaron al crecimiento y fortalecimiento de esta universidad y de la educación. Se constituyeron, en su quehacer profesional y personal, en ejemplos de consagrado servicio y elevando siempre los valores y principios fundamentales de esta institución: el espíritu permanente de superación, el trabajo honesto y un comportamiento cívico ejemplar. Estos 5 ciudadanos omeyanos que honramos y recordamos son Eugenio Fernández Mota, Antonio Shulterbrandt, Alfredo Parra Beato, Padre Antonio Altamira y el profesor José Joaquín Osvaldo Objio.

Posteriormente, en la fecha de fundación, el pasado 12 de Enero, la comunidad universitaria ofreció una ofrenda floral en el Altar de la Patria como muestra de nuestro agradecimiento perenne a los forjadores de la nacionalidad, los padres de la Patria. En la tarde del mismo día celebramos una misa de acción de gracias oficiada por Monseñor Victor Masalles, Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo.

Comenzamos nuestra celebración recordando los que han trascendido nuestra existencia y haciendo énfasis en que esta Universidad ha transitado sus primeros 50 años sustentada en valores fundamentales que fueron desde el principio inspirados ,propuestos e iniciados por su fundador , el doctor José Rafael Abinader W. quien suscribe, en los últimos 33 años, junto a un extraordinario equipo de mujeres y hombres consagrados a esta universidad e inspirados por la visión de gran país que compartimos los omeyanos, hemos avanzado firmemente cada año en la consecución de nuestra misión en base al diario trabajo, esforzada dedicación y mejoría permanente.

Como dijimos hace ya varios años, y repetiremos siempre, hemos creído y hemos creado una institución con grandes logros para nuestra República. Y si bien hoy podemos mostrar satisfechos estos logros sustentados por miles de egresados en diferentes áreas del saber que sirven a su país, más importante aún es como se obtienen estos resultados. Nuestra institución se guía y se sostiene en valores y principios fundamentales en todo lo que hace, sin atajos, sin transigir ni asimilarse a conductas que no estén alineadas con nuestros postulados y guiados por el trabajo permanente, la honestidad y rectitud ética.

Una nueva etapa se inicia en la vida institucional. Somos maduros pero tenemos el vigor de la juventud institucional que se renueva cada día, creando, innovando y mejorando. Combinamos la energía del que nace y transita orgulloso la primera etapa de su vida con la fortaleza del legado de los anos de fructífera existencia. Sonadores pero realizadores. Detrás de cada sueno tendremos un plan de ejecución. Al lado de cada idea un grupo de mujeres y hombres dispuestos a trabajar mirando al cielo pero con los pies sobre la tierra como dijo el estadista Theodore Roosevelt. Habrán cambios importantes para mejorar y seremos cada vez más efectivos. Las graduandas y graduandos que celebran su condición de nuevos profesionales, constituyen la esencia de nuestro quehacer, nuestra razón de ser. El desempeño que nos lleva a este feliz 50 aniversario es motivo de gran satisfacción para todos los integrantes de la comunidad universitaria. Por todo ello, elevamos nuestro agradecimiento a Dios reiterando nuestro pedido de bendición a ustedes, graduandas y graduandos, a toda la comunidad omeyana y a nuestra querida República inspirados en la educación y en el bien común de sus ciudadanos.

José Rafael Abinader Corona
Rector


SUBIR